Si quieres saber que es la amigdalitis o angina estreptocócica, así como sus causas, síntomas y tratamientos más eficaces estás en el sitio indicado, nuestros profesionales te lo explican al detalle:

amigdalitis estreptococica que es

¿Qué es la amigdalitis estreptocócica?

La amigdalitis estreptocócica es una enfermedad muy específica pero a la vez muy común. Esta enfermedad suele ocurrir, en la mayoría de los casos, en niños y adolescentes.

A pesar de esto la población adulta no está exenta de enfrentarse a este tipo de padecimiento.

Las anginas  en general se caracterizan por una inflamación en los ganglios linfáticos, también conocidos como amígdalas.

Este parte del cuerpo está en toda la entrada hacia la garganta, haciendo que sea el paso directo para el oxígeno y alimentos.

Por este motivo son las zonas más propensas a enfermedades ya que, además, también pasan muchas bacterias y virus por esta área.

Acceso rápido: AMIGDALITIS | AMIGDALITIS CRÓNICA | AMIGDALITIS PULTÁCEA | AMIGDALITIS VÍRICA | AMIGDALITIS ESTREPTOCÓCICA | DOLOR DE GARGANTA | AMIGDALITIS BACTERIANA |

Estos agentes patógenos suelen acumularse en las amígdalas, pero en la mayoría de los casos no consiguen hacer daños graves. Los problemas comienzan cuando la cantidad de agentes nocivos es grande y las defensas del organismo no son suficientes para enfrentarlos.

En este tipo de situaciones se pueden presentar enfermedades como las anginas, tanto de tipo viral como bacteriana.

En el caso de la amigdalitis estreptocócica ocurre por un tipo de bacteria en particular, es decir que se clasifica dentro de las anginas bacterianas. La misma causa pero con diferentes síntomas que afectan al resto del cuerpo humano, no solamente a los ganglios linfáticos.

A pesar de esto es una enfermedad que no es difícil de erradicar, pero sí que hay que tener mucha precaución.

Es importante recordar que las anginas estreptocócica, de no aplicar el tratamiento correspondiente, pueden generar enfermedades de mayor magnitud como, por ejemplo, problemas en los riñones.

La amigdalitis estreptocócica es un padecimiento que hay que conocer, sobre todo porque en cuanto a síntomas es parecido a otros tipos de inflamaciones, pero debe tener su tratamiento específico.

Igualmente tanto niños como adultos pueden llegar a sufrirla, por lo que se debe evitar su contagio y consultar al médico lo más pronto posible.

¿Cuánto duran las anginas estreptocócicas?

El tiempo de incubación de la bacteria causante de la amigdalitis estreptocócica es de diez días aproximadamente.

En este tiempo el organismo estará luchando en contra de la enfermedad pero sin presentar síntomas exteriores, es decir, el cuerpo simplemente servirá como un portador.

A medida que se va desarrollando la bacteria, el enfrentarla por sí solas se hace una tarea más complicada para las defensas.

Luego de esta etapa vendrá la sintomatología en general, este periodo puede durar de tres a cinco días. Es fundamental que durante ese tiempo se tomen las medidas pertinentes, asistiendo al médico para que el mismo (después de varios estudios y diagnóstico) recomiende una medicación adecuada.

De no tomar las medidas pertinentes la enfermedad puede prolongarse por unos 10 a 15 días o más, en lo que el paciente será fuente de contagio y además irá empeorando.

De hecho la magnitud puede llegar a ser de tal gravedad que si la bacteria alcanza otros órganos internos puede ocasionar daños que necesiten incluso cirugía para erradicarla.

Tratamiento

Los mejores tratamientos conocidos para la amigdalitis estreptocócica:

  • Reposo: El tratamiento debe comenzar principalmente por el reposo del paciente, el organismo necesita de descanso para tener la energía suficiente para enfrentar a la bacteria. A pesar de que se pretenda continuar con las actividades cotidianas, es importante mantener uno o dos en donde el cuerpo pueda sentirse confortable y alejarse del ambiente exterior. Además de que por los síntomas no podremos desempeñarnos con normalidad.
  • Alimentación: La alimentación es fundamental durante los periodos de amigdalitis estreptocócica, pues es la forma más eficiente de ayudar el cuerpo. El detalle es que uno de los síntomas predominantes de esta enfermedad es la falta de apetito debido a los dolores de garganta. En estos casos se recomienda ingerir comidas blandas para minimizar el dolor.
  • Líquidos: Debido a que a los pacientes se les dificulta la alimentación, es primordial que complementen su ingesta diaria con líquidos. Lo primero en el tratamiento es el agua, ya que esta ayudará a mantener limpio e hidratado el organismo. Los diferentes zumos naturales que contengan vitamina A y C también serán de mucha ayuda.
  • Penicilina V y Penicilina G: La penicilina en general es el primer antibiótico remendado para eliminar a la bacteria que ocasiona la amigdalitis estreptocócica. En el caso de la V es recomendada para pacientes que no tengan problemas con ingerirla por vía oral, consumiendo el fármaco cada doce horas por diez días. La de tipo G se tiene que administrar inyectada y es una sola dosis intramuscular.
  • Amoxicilina: Este antibiótico es otra prescripción de la penicilina, la más utilizada ya que se puede consumir junto con los alimentos. Este simple motivo es el que la hace diferentes de la penicilina V, aunque la duración del tratamiento también se extenderá por diez días.
  • Eritromicina: Otro fármaco particularmente utilizado en aquellos pacientes que, ante los casos de amigdalitis estreptocócica, no puedan ingerir penicilina por algún tipo de alergia.

Causas de la amigdalitis ESTREPTOCÓCICA

A diferencia del resto de casos de anginas, este tipo en particular es causado por una bacteria conocida como estreptococo del grupo A.

De hecho, por este motivo es que la misma obtiene su nombre, siendo uno de las más comunes en el organismo humano, en comparación con otros estreptococos.

  • Estreptococo del grupo A: La forma más rápida en la que esta bacteria puede ser diagnosticada es mediante una prueba rápida realizada especialmente para el descubrimiento de la misma, o igualmente mediante un cultivo. El peligro de este microorganismo es que no solo es el causante de anginas, sino que también puede generar enfermedades más graves.

Padecimientos como la fiebre reumática o la escarlata, faringitis y enfermedades renales son causados por esta particular bacteria.

Es por ello que detectarla a tiempo es fundamental y así poder enfrentarla sin complicaciones.

Es importante recordar que esta bacteria prefiere situarse en organismos más jóvenes, debido a esto los niños y adolescentes tienen un 30% de posibilidades de contraerla. En los adultos el porcentaje disminuye considerablemente, un 10% porque a medida que se va creciendo el cuerpo aprende a combatirla con mayor facilidad.

Los tratamientos que se utilizan para eliminar a la bacteria Estreptococo del grupo A deben de ser respetados por completo.

Esto quiere decir que debe durar el tiempo que el médico crea necesario, aunque hayan desaparecido los síntomas.

Estas medidas se toman ya que es un microorganismo que suele ocultarse muy bien, pero que sigue desarrollándose sino se completa el uso de los antibióticos.

Síntomas

  • Dolencia en la garganta: Este es el síntoma más conocido en cualquier caso de amigdalitis. En el tipo particular de las anginas estreptocócica suele presentarse mucho más rápido y con mayor intensidad. Como consecuencia hay una molestia marcada a la hora de tragar alimentos, salivas o cualquier tipo de líquidos. Aunque el dolor también podrá sentirse cuando la garganta se encuentre en estado de reposo.
  • Escalofríos: Es una sensación bastante molesta que ocasionalmente es causada por periodos de fiebre intensa. En esta etapa el cuerpo siente que está pasando por una baja de temperatura, cuando está ocurriendo todo lo contrario. Puede que en el exterior haya un calor marcado pero la persona sentirá que está a punto de congelarse, sobre todo porque la fiebre sobrepasa los 39 grados centígrados.
  • Las amígdalas. El cambio en la apariencia de los ganglios linfáticos también es un síntoma bastante destacado. Cuando el cuerpo se enfrenta a esta bacteria se pueden observar una variación de coloración en las amígdalas a un tono rojizo y de aspecto sumamente inflamado. Igualmente se podrán presentar casos en donde haya pus en forma de sarpullido, alojado en cada lado posterior a la garganta.
  • Dolor de cabeza: A raíz de todo lo que está ocurriendo en el organismo y como parte del malestar en general, un síntoma bastante recurrente será el dolor de cabeza. En este caso es cuando se recomienda la toma de analgésicos en búsqueda de su alivio.
  • Náuseas y vómitos: El sistema digestivo también puede verse afectado debido a los intensos dolores y molestias. Es por ello que es sumamente común tener como síntoma la nauseas acompañada por vómitos, sobre todo si se ha perdido el apetito.
  • Mucho dolor: Las articulaciones, la piel o los músculos pueden también sentir dolor como síntoma de amigdalitis estreptocócica. Para este tipo de situaciones lo más recomendable es el descanso.

Amigdalitis estreptocócica en niños

Los niños son frecuente atacados por distintos casos de anginas.

Como ya se ha mencionado anteriormente, la amigdalitis estreptocócica suele ser bastante común en ellos, debido a que a la bacteria “Estreptococo del grupo A” se le hace mucho más sencillo alojarse en ellos.

Los niños se ven afectados rápidamente por los síntomas que produce este padecimiento, sufriendo en gran medida por los intensos dolores de garganta que se ocasionan.

Cuando este tipo de angina los ataca, es cuando el pequeño se puede poner más esquivo con respecto a los alimentos y líquidos.

Además de que sufrirán de largos periodos de irritación en donde puede haber llanto o quejas constantes.

Para los más pequeños es difícil afrontar este tipo de situaciones, sobre todo porque en edades tempranas suelen repetirse más de lo que a muchos les gustaría.

Es fundamental acudir al médico lo más pronto posible, ya que es el único capaz de aliviar el padecimiento en poco tiempo.

Igualmente hay que considerar que el tratamiento de este tipo de amigdalitis es a base principalmente de antibióticos, los cuales son sumamente delicados de implementar en los menores.

Las personas a cargo de los niños deben evitar la automedicación de los mismos. Por más que la enfermedad sea repetitiva no es algo que deba ser enfrentado por otra persona que no sea un especialista.

Este indicará las dosis necesarias, según la edad, y la cantidad de días por los que durará el tratamiento.

Algo fundamental que hay que tomar en cuenta es los niños son inquietos por naturaleza, pero es bueno procurar su reposo en lo que dure la enfermedad. También es significativo que se le aisle de sus actividades cotidianas, para evitar el contagiar a otros pequeños. De esta forma se estará evitando la propagación del malestar.

Contagio de la amigdalitis ESTREPTOCÓCICA

La Amigdalitis estreptocócica es contagiosa, de eso no hay dudas. De hecho es una de las enfermedades más fáciles de propagar ya que la bacteria que la origina se desplaza muy fácilmente por el aire, lo que hace que pueda llegar a otros organismos sin ninguna dificultad.

Tan solo hay que inhalar algunos centímetros de aire que haya expulsado un paciente infectado, para que esta se incluya en el cuerpo automáticamente.

Los lugares en los que más frecuentemente se contagia es donde se aglomeran grandes grupos de personas.

En el caso de los niños es muy fácil contagiarse en las escuelas o lugares de recreo como parques. Para los adultos las universidades u oficinas de trabajo son una fuente ideal para transmitir esta bacteria, sobre todo porque comúnmente son encerrados por lo que el aire no circula adecuadamente.

Por estas razones de contagio es que es importante mantener la higiene cuando se está cerca de pacientes infectados o cuando la persona posee la enfermedad.

Cuando se lava las manos frecuentemente o no se comparten los utensilios de alimentación, son formas de cuidarse y cuidar a otros. Igualmente se puede considerar taparse la boca al estornudar o toser para que las bacterias no puedan seguir viajando por el ambiente.